por Jefe de Taller

Carrera con Grand Finale

03 Julio 2016 | 03:06 PM

La temporada de Fórmula 1 ha sido fascinante para cumplir un regio preludio lleno de motivación y que llegue a México en la última semana de octubre pletórica de situaciones emocionantes.

Esta novena etapa de hoy, jugada sobre el patio de Red Bull –en el valle de Spielberg– con adorno del clásico paisaje alpino de Austria no podía ser menos. Carrera sensacional que a la postre ha ganado con toda su enjundia, convertido en un campeón de verdad, Lewis Hamilton subido en ese misil de plata que lleva el nombre de Mercedes AMG, F1W-07.

Muy brillante asimismo, la obtención del segundo lugar obtenido por parte de Max Verstappen en los lomos de su Red Bull, RB-12. De igual manera, se debe considerar al tercero del podio Kimi Raikkonen, quien ha puesto la cereza al pastel sobre el que se discute si está apto para ser recontratado en Maranello para el curso de 2017; esta tarde, dio una linda exhibición con las riendas de su Ferrari, SF-16H. Para que se cerrara esta carrera de manera apoteósica. La razón es muy fácil de aducir…

…En efecto, aduciendo así que el GP austriaco pudo haber sido ganado por Sebastian Vettel; por el ya mencionado y a la sazón brillante chamaco Verstappen, y ni se diga: por Nico Rosberg co-equipier del vencedor. Ellos tres, en ciertos fragmentos de la prueba estuvieron haciendo punta sobre el resto de los lebreles. Pero en este tipo de competiciones, todo termina en anécdota, menos el nombre del triunfador.

Y por cierto, se ha necesitado de que la fiabilidad incumpliera con su palabra de honor, para que quedara nulificada la mejor racha del piloto mexicano Sergio Pérez. Estaba a punto de cuajar su 18ª carrera sucesiva terminada y también, hasta de anotar de nuevo: cuando a falta de dos giros para ver el fin de la justa, su Force India cedió con una avería determinante en el tren de frenado. Lo bueno es, que vendrá muy pronto el GP inglés, para que el timón tapatío retome el camino que deja muy buenos sabores en el paladar de quienes lo siguen con una tenacidad constante y admirable.

Entonces, ya de vuelta con el británico, para asentar que ha firmado de esta manera: su victoria número 46 –de por vida– con el 26.14% de rendimiento. Y se afianza, como el tercer volante de la historia, ahora más cerca de Alain Prost –quien está anotado como el segundo de siempre– gracias a sus 51 carreras ganadas y una asertividad del 25.63%.

Hay más razones para encontrar por qué ha sido maravilloso este triunfo de Hamilton, y se las puede encontrar en la tendencia de las pláticas de muchos aficionados que quisieran ya ver por encima del inglés, al piloto alemán Nico Rosberg. Pero esto, parece que será misión imposible, si es que vale la respuesta, como lo declaró al final de la carrera austriaca Lewis. Él, ha sido contratado para ganar y en eso se va a ocupar siempre que le sea posible. De manera que esta vez, le tocó volver a dar lecciones –al monarca en funciones– de cómo y por qué se debe de respetar a los mayores. Cada vez que Hamilton aprieta con firmeza, sea en la largada o en un rebase como el visto en el Red Bull Ring: N. Rosberg se abre o de plano: la riega. Hoy no ocurrió la excepción.

Se trataba casi como a propósito de hacerlo en el momento justo. Acá, ocurrió que ha sido al filo de la llegada a la meta. Sí. A poco de dar inicio el giro final, viendo que traía mejor ritmo: Lewis se tiró a devorar a Nico, porque ello era posible. No sólo había hecho punta al principio de la carrera, ya que era dueño de la Pole Position, para dar un brillante concierto de las maneras en que se hace una largada por nota. Pero había sucedido, que en el cambio final de sus ruedas para encarar el Stint del cierre, en su equipo optaron por montarlo sobre neumáticos blandos, en contra de los que le pusieron a su compañero y bravo rival, que fueron los ultra-blandos. Movida que traía implícita una mejor velocidad, por tener más agarre con las de color violeta, en la unidad del hoy vencido. Incluso, en el momento de hacer el reemplazo de los zapatos a Hamilton, se perdieron unas décimas que parecían ser definitivas a favor de Rosberg.

Ni siquiera deba de pasar por la mente de nadie que hubiese sido con mala cabeza, sino que simplemente, se hilaban las condiciones favorables para uno de los dos. Esto es, que había que vencer no nada más al compañero hostil, sino a todas las circunstancias adversas, fueran las que quisieran ser.

Cuando se vence de manera tan contundente, no queda otra alternativa que saludar la valentía, la intrepidez y el manejo de una potestad. Lewis Hamilton lo ha merecido.

Sólo así, se hace un racer acreedor para llegar al nirvana de los pilotos de la más alta gama. Honor, a quien todo el honor merece.

 

Pos. Piloto Equipo Tiempo
1 Lewis Hamilton Mercedes 1:27’38.107
2 Max Verstappen Red Bull Racing +5.719s
3 Kimi Raikkonen Ferrari +6.024s
4 Nico Rosberg Mercedes +26.710s
5 Daniel Ricciardo Red Bull Racing +30.981s
6 Jenson Button McLaren +37.706s
7 Romain Grosjean Haas +44.668s
8 Carlos Sainz Jr. Toro Rosso +47.400s
9 Valtteri Bottas Williams +1 vuelta
10 Pascal Wehrlein Manor +1 vuelta
11 Esteban Gutiérrez Haas +1 vuelta
12 Jolyon Palmer Renault +1 vuelta
13 Felipe Nasr Sauber +1 vuelta
14 Kevin Magnussen Renault +1 vuelta
15 Marcus Ericsson Sauber +1 vuelta
16 Rio Haryanto Manor +1 vuelta
17 Sergio Pérez Force India DNF
18 Fernando Alonso McLaren DNF
19 Nico Hulkenberg Force India DNF
20 Felipe Massa Williams DNF
21 Sebastian Vettel Ferrari DNF
22 Daniil Kvyat Toro Rosso DNF
Comentarios