por Oficial de Pista

Con permiso señores

24 Julio 2016 | 02:14 PM

Era cuestión de tiempo. A la mitad de la campaña las situaciones vuelven a su cauce natural. Lewis Hamilton ha ganado en el Grand Prix de Hungría.

Con este triunfo, que es el 48º en el palmarés del “trimonarca” británico, se coloca a sólo tres para empatar con Alain Prost, en el listado de toda la historia del deporte de los reyes, y por ahora sigue tan campante como el tercero más ganador de siempre. Ya son cinco veces que se lleva la victoria en tierra magyar (para dejar atrás la colección que reunió aquí Michael Schumacher). Cuenta tres carreras ganadas al hilo (Austria, Inglaterra, más ésta) y ha igualado a su coequipero, Nico Rosberg, con cuatro cosechadas en esta temporada. Obsequia a Mercedes su justa triunfante 55ª y le cuelga otra medalla a la Gran Bretaña, para que sean 252 las que se acabalan, contándolas por naciones.

Es muy temprano para captar a Lewis en toda su dimensión. Eso, vendrá con el tiempo y un ganchito. Pero que quede claro, en blanco y negro: que es uno de los muy grandes corredores de la historia. Pésele a quien le pese… …Los demás, son lo de menos, por ahora.

La 946ª carrera de la historia ha sido blanca, sólo la abandonó, en el 60º giro Jenson Button, con su McLaren, por un escurrimiento de aceite. Lo que es prodigioso en términos de fiabilidad de estos coches que son más bien, misiles híbridos.

Sin embargo, y mirado con lupa, hubo más y bonito. Es cuestión de escudriñar…

LA REBELIÓN
O lo que es igual al pez chico comiéndose al grande y la lucha de David contra Goliat. Ya que la lectura de esta undécima carrera tiene más intríngulis. Lo que implica intentar ver más a fondo lo que pasó en el autódromo –que parece kartódromo– de Hungría.

Ferrari tiene una historia muy dilatada con 818 Grandes Premios en los que arrancó y 66 años de servicios; Red Bull llega a su carrera número 209 y tan sólo 11 años en funciones: pues no hubo manera de que los del color escarlata, doblegaran a los bisoños y más aún tomando en cuenta que en estas fechas, los del equipo que representa al poder del Grupo Chrysler-FIAT gasta todo lo que se necesita, y más, ante los recursos que tienen un tope de los de las bebidas energéticas.

Sebastian Vettel con cuatro campeonatos en sus archivos –y con una carrera en la F1 que empezó desde 2007– no pudo derrotar a Daniel Ricciardo por más que lo intentó, si bien el de Australia tan sólo cruza su quinto año en estos asuntos.

Otro tanto, ha ocurrido entre Felipe Massa –con 14 temporadas de experiencia– y Valtteri Bottas con apenas tres cursos en estas ligas. Y Nico Hulkenberg llegando antes que Sergio Pérez cuando el mexicano era claramente favorito, ambos en defensa de la Force India; así como Esteban Gutiérrez, quedando mejor que Romain Grosjean bajo el estandarte de Haas. Entonces, está más que claro que los bemoles del Húngaroring son de tomarse muy en serio, como anfitrión de una carrera en la cual las distancias y las categorías quedan minimizadas. Por eso es que, precisamente, no se puede decir que haya sido una carrera sin importancia.

Para rematar con la más grande de las paradojas y a la vez con la batalla, madre de todas las demás, que ha sido la cual protagonizó en lo ocurrido en esta jornada húngara: el veterano, el que tiene más edad de todos –Kimi Raikkonen– quien cuenta ya los 36 años y lleva en su currículo una estela compuesta con 242 largadas; se tuvo que quedar apagado y chitón, a los talones de Max Verstappen, el piloto de Formula 1 más joven de siempre, que apenas hace poco cumplió los 18 y nada más lleva 30 carreras oficiales.

Aquí, estuvo el quid de la justa y la cereza del pastel. A esa ardua persecución que se pudo ver durante 40 laps de 70, en las cuales no hubo forma ni manera de derrotar al holandés por parte del corredor de Finlandia. Luego, hay que desprender de ello, que Max es muy bueno en su trabajo.

Pero todavía más: Kimi, el “Hombre-Hielo”, se echó la carrera a los hombros y ha resultado ser el piloto de la tarde. Al margen de las votaciones y de las opiniones tan sesudas de los siete sabios. Raikkonen ha dejado ver que está en su punto. Fue el espectáculo aparte. Intrépido. Efectivo. Apasionante. Porque sabe jugar a la defensiva y al ataque como el mejor ¿o no se dio usted cuenta de los momentos en que hizo de escudo protegiendo a su compañero de escuadra, Vettel? Pues sí. El cuarto lugar del tetracampeón alemán, se le debe en gran parte a la labor callada de su maestro finés. No sólo eso: en un trazado donde la aerodinámica es el fundamento, por la sinuosidad que se debe de enfrentar: siguió al ataque como si nada, con el asa delantera despedazada durante buena cantidad de vueltas.

No son las carreras, no es nada más la Formula 1: es la tecnología más avanzada que ha visto la humanidad. Pero detrás de todo, el heroísmo de 22 pilotos que salen a darlo todo –a costa de su propio riesgo– para que el espectador goce de un espectáculo formidable. Eso es, ni más ni menos lo admirable de las pruebas de la liga suprema de competición, sobre cuatro ruedas.

Por lo mismo, es de lo más interesante estar, y ver en vivo, la carrera de México que será en el último fin de semana del mes de octubre, que muy pronto llegará. No se la puede perder.

Y en ella nos veremos ¿cierto?

 

Pos. Piloto Equipo Tiempo
1 Lewis Hamilton Mercedes 1:40:30.115
2 Nico Rosberg Mercedes +1.977s
3 Daniel Ricciardo Red Bull Racing +27.539s
4 Sebastian Vettel Ferrari +28.213s
5 Max Verstappen Red Bull Racing +48.659s
6 Kimi Raikkonen Ferrari +49.044s
7 Fernando Alonso McLaren +1 vuelta
8 Carlos Sainz Jr. Toro Rosso +1 vuelta
9 Valtteri Bottas Williams +1 vuelta
10 Nico Hulkenberg Force India +1 vuelta
11 Sergio Pérez Force India +1 vuelta
12 Jolyon Palmer Renault +1 vuelta
13 Esteban Gutiérrez Haas +1 vuelta
14 Romain Grosjean Haas +1 vuelta
15 Kevin Magnussen Renault +1 vuelta
16 Daniil Kvyat Toro Rosso +1 vuelta
17 Felipe Nasr Sauber +1 vuelta
18 Felipe Massa Williams +2 vueltas
19 Pascal Wehrlein Manor +2 vueltas
20 Marcus Ericsson Sauber +2 vueltas
21 Rio Haryanto Manor +2 vueltas
22 Jenson Button McLaren DNF
Comentarios