por Rodríguez Jr.

Dos podios para Mercedes en Spa

28 Agosto 2016 | 02:28 PM

Los domingos son días de fiesta y días de guardar. Cuando son buenos los domingos hacen felices a mujeres y a hombres. Cuando son tristes, dejan acongojados hasta a los perros y a los gatos de las casas. Cuando son de carreras los domingos: ponen a cada uno en su lugar. Los de adelante corren mucho y los de atrás, se van quedando como lelos.

El Gran Premio de Bélgica en su edición de 2016 ha repartido sabores agrios y dulces a diestra y a siniestra. Unos, salieron encantados y otros con las caras largas. Para Mercedes hizo justicia la carrera entre las poblaciones de Spa y Francorchamps, por ese maravilloso detalle de tener y perseverar como el mejor equipo de las recientes temporadas: Nico Rosberg impávido, sin enfrentar ninguna resistencia: dominó a placer la prueba con un coche imperturbable y se aproximó en la tabla de posiciones a quien hace punta.

Lewis Hamilton en cambio, produjo el embrujo: largó el penúltimo, para terminar subiendo al podio como el tercer hombre de la tarde y de paso, salvando hasta donde fue posible los muebles. Un día mejor, es imposible.

Red Bull no destempló las cajas. Su segundo lugar obtenido con las manos del piloto Daniel Ricciardo permite que salgan reforzados y remozados como el team sublíder de esta campaña, ya que con los 18 puntos obtenidos se alejan más de los terceros en el standing de constructores, gracias a un marcador a su favor de 274 X 252 unidades. Como si fuera poco, el corredor australiano consigue quedar mejor que su coequipero y de paso: afianzarse cual el tercero en el calendario, con 23 puntos por delante de quien se pone como el cuarto piloto en la cuestión.

Por su cuenta los volantes de Force India han concretado una jornada espectacular con su pareja de autos metidos entre los cinco primeros en la meta y, una doble cosecha que vale oro –de paso, muchos euros– se han colocado cuartos en la pelea anual, por encima de Williams, ya con dos puntos de ventaja: 103 X 101. Nico Hulkenberg poco mejor que el piloto jalisciense Sergio Pérez, terminan en el cuarto y quinto puestos al arribo. Domingo de súper lujo.

Otra organización que puede decir que ha puesto fin a una jornada muy buena fue McLaren con sus unidades de potencia japonesas de Honda. Una de cal y otra de cemento, pero la positiva muy-muy generosa: Fernando Alonso llega al final de la prueba como el séptimo del orden, habiendo largado desde la cola de la parrilla; son seis puntos en el bolsillo fabulosos y que no estaban en el presupuesto; aunque muy malo resultó que el coche de Jenson Button haya sufrido un golpe por el trasero que le propinó Pascal Wehrlein, a poco de haber comenzado la justa. Algo es algo…

Un beneficiado más fue, a no dudarlo, el debutante Esteban Ocon subido a los lomos de un auto de Manor con maquinaria híbrida de Mercedes Benz: termina su primer Gran Premio y entrega mejores cuentas que su colega del mismo establo. Chulada de resultado.

Los damnificados han sido, primero que otros, don Maurizio Arrivabene y su combo de Maranello: es impensable cómo es que van a llegar a Monza el domingo siguiente con la cola entre las patas, literalmente. Un fin de semana como éste y tendrán que hacer las maletas de regreso a casa, porque habrá una purga peor que las estalinistas. Clamoroso fiasco de Ferrari con Sebastian Vettel  (sexto en la llegada) y Kimi Raikkonen (el noveno) dos campeones mundiales que no encuentran la cuadratura del círculo; es de suponer que ninguna organización está gastando la millonada que gasta, para obtener unos resultados pírricos, esto es, casi nulos.

El alborozo de las tribunas se fue por un pozo: miles de aficionados bajaron de Holanda a Bélgica para aplaudir a rabiar a su nuevo ídolo, Max Verstappen. Él, ha sido la más grande decepción del día en Las Ardenas, ya que de arrancar en la primera fila, ni a los puntos accedió.

La lección es por partida doble: no por mucho madrugar, amanece más temprano. El niño belga-holandés pagó parte de su noviciado. La otra situación obtenida, es más patética todavía: hay de deportes a deportes, éste es uno de elite, y por eso demanda una afición inteligente y madura. Los patrioterismos salen sobrando.

Quien va a una carrera de Formula 1 a ver ganar a su bandera y a su himno, se está equivocando de cancha. Y las más de las veces, va a salir con un domingo siete plantado en la cabeza.

Esto es más que una competición, es más que una pasión, más que una fórmula: es el arte tecnológico en su máximo énfasis.

Los escenarios de los Grand Prix son cosa de mucho mundo. Regalo de alta gama para los privilegiados que entienden una F1esta que se resuelve y se gana solamente con miles de caballos de potencia puestos en orden.

Es siempre en domingo. A México le toca el del 30 de octubre y usted, con toda su categoría, no se lo puede perder.

Pos. Piloto Equipo Tiempo
1 Nico Rosberg Mercedes 1:44:51.058
2 Daniel Ricciardo Red Bull +14.113s
3 Lewis Hamilton Mercedes +27.634s
4 Nico Hulkenberg Force India +35.907s
5 Sergio Perez Force India +40.660s
6 Sebastian Vettel Ferrari +45.394s
7 Fernando Alonso McLaren +59.445
8 Valtteri Bottas Williams +1 vuelta
9 Kimi Raikkonen Ferrari +1 vuelta
10 Felipe Massa Williams +1 vuelta
11 Max Verstappen Red Bull +1 vuelta
12 Esteban Gutierrez Haas +1 vuelta
13 Romain Grosjean Haas +1 vuelta
14 Daniil Kvyat Toro Rosso +1 vuelta
15 Jolyon Palmer Renault +1 vuelta
16 Esteban Ocon Manor +1 vuelta
17 Felipe Nasr Sauber +1 vuelta
18 Kevin Magnussen Renault DNF
19 Marcus Ericsson Sauber DNF
20 Carlos Sainz Jr. Toro Rosso DNF
21 Jenson Button McLaren DNF
22 Pascal Wehrlein Manor DNF
Comentarios