por Adriana Enriquez

El día que perdimos a Ayrton Senna.

01 Mayo 2015 | 08:26 AM

Gran Premio de San Marino 1994- Día 1.

El Gran Premio de San Marino 1994, que se realizaba en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari, en Ímola, Italia, tuvo un complicado comienzo debido al accidente que sufrió uno de los pilotos más jóvenes de aquella parrilla, Rubens Barrichello, durante los entrenamientos libres del viernes. El aparatoso incidente no pasó de un brazo y nariz rotos.

Día 2 – Clasificación fatal.

Durante el segundo día de actividades, los titulares de los periódicos hablaban sobre la lucha que se disputaría entre Senna y Schumacher para la clasificación; misma que fue detenida 40 minutos antes de terminar, debido a que Ronald Ratzenberger, quien corría su tercera carrera en la Fórmula 1, tuviera un accidente mortal, provocado por un fallo en el alerón de su Simtek S94-Ford. A pesar del lamentable suceso, el gran premio se disputaría al siguiente día.

Otro trágico día en Ímola.

Ayrton Senna, quien ya contaba con una experiencia de 10 años en la Fórmula 1, 161 carreras empezadas, 41 victorias y 3 campeonatos, quedó conmocionado por la pérdida del día anterior y esto se plasmaba en su rostro antes de comenzar la carrera.

El Gran Premio de San Marino, tuvo un arranque accidentado. El monoplaza de Benetton pilotado por Jyrki Järvilehto, se quedó parado en la salida y Pedro Lamy, quien conducía un monoplaza de Lotus-Mugen-Honda, se impactó contra él. Trozos de ambos autos salieron volando y el safety-car salió al circuito.

Poco después, la carrera se reanuda con Schumacher y Senna en las dos primeras posiciones. Todo parece ir bien, hasta que el monoplaza de Ayrton Senna se dirige hacia la curva Tamburello y se ve cómo sale de ésta a más de 200 km /h, chocando contra las protecciones de hormigón. La bandera roja empezó a hondear y el coche médico fue a asistir al piloto brasileño, quien en esa temporada corría para Williams.

Senna fue llevado en helicóptero al hospital de Bolonia, donde le dieron la siguiente atención. Cuarenta minutos después, la carrera fue reanudada desde la parrilla de salida, misma que fue ganada por Michael Schumacher, con un monoplaza de Benetton-Ford.

Ésa fue la primera vez que no se celebró una victoria con champagne.

Pasadas las 18:30 hrs., se anunció la muerte de Ayrton Senna, pero la hora oficial de defunción quedó registrada a las 14:17, momento del impacto. Oficialmente, Senna, nunca se recuperó de los daños craneoencefálicos que sufrió debido a una pieza del auto que perforó su casco.

Sobre La Leyenda.

Ayrton Senna es y seguirá siendo una de las figuras más importantes tanto para los espectadores de este deporte como para los mismos pilotos.

A continuación, hacemos un recuento de algunas palabras que se han dicho sobre este gran piloto, que dejó este mundo a los 34 años de edad, 21 años atrás.

NIGEL MANSELL

“Compartimos algunas de las más emocionantes carreras que se hayan visto. No existió un solo piloto al que no haya afectado su muerte”.

ALAIN PROST

“Con el mismo coche, era más veloz que cualquiera de nosotros, e igual de rápido que cualquiera de nosotros con un auto inferior”.

NELSON PIQUET

“No quedó nadie de su nivel en la Fórmula 1. Por la determinación que tenía, fue el mejor piloto y por eso mi país todavía lo llora”.

SEBASTIAN VETTEL

“Puedo hacer muchas poles y ganar títulos, incluso superar récords como el de Mansell, pero tengo muy claro que Senna siempre será el mejor”.

FERNANDO ALONSO

“En mis libros yo no tenía fotos de chicas, obviamente yo era muy joven pero tenía a Ayrton allí y en mi habitación. Tuve un gran póster de Ayrton e incluso mis primeros karts fueron con los colores de Ayrton en McLaren porque a mi padre también le gustaba”.

LEWIS HAMILTON

“Diría que siempre quise conseguir lo que hizo Ayrton Senna. Ayrton era mi piloto favorito y supongo que como niño siempre quise emularlo”.

&nbsp

Comentarios