por Oficial de Pista

Genial firma de Rosberg en Singapur

18 Septiembre 2016 | 02:02 PM

Gracias a un trabajo impecable que sostuvo durante todo el fin de semana, alzándose como el pole sitter y rematando con una victoria llena de la mejor justicia: el piloto alemán Nico Rosberg ha dejado estampada su firma por primera vez en Singapur. De esta manera, llega a ocho triunfos en lo que va jugado de la temporada y ya son tres de ellos, al hilo. Retoma el liderato en la tabla de posiciones con ocho unidades más. Con ello, ha echado toda la carne al asador, porque tal vez –ahora sí– pueda ser capaz de sostener el paso y culminar el año siendo el campeón.

Ser monarca. Es igual a una misión nada fácil de fraguar, ya que su único y grandísimo enemigo es tremendo de “tremendolandia” y ha demostrado en los momentos agónicos, cómo es que le gana la mano a base de picardía.

Muy fácil la receta que hay que dar desde la distancia: no te dejes Nico. Pero…

Lo más pronosticado que había para esta justa, estuvo a punto de volverse realidad, faltó un ápice de la fortuna o un milímetro más en las estrategias por las que se optó, no obstante: Daniel Ricciardo ha cumplido, obsequiando una señora carrera y con sobrada razón pudo llegar –con una nadita de diferencia– el segundo, montado en su Red Bull.

Otro cuento muy distinto el de Lewis Hamilton quien fue el tercero en las escalerillas. Dado el “lujazo” de auto en el que va subido y conociendo como es su mentalidad churrigueresca, un podio a estas alturas: resulta igual que un fiasco cantado, para el resto de los pilotos. LH sabe que el carro Mercedes a su servicio, es una maravilla absoluta y que su dotación intrínseca –así como también su hoja de servicios– es más dilatada que la de quien le ganó hoy la partida.

La moraleja es muy semejante a la de la carrera clásica entre la liebre y la tortuga. El que se duerme en sus laureles, o hasta fuera de ellos, perderá.

Justa de velocidad a cual más de interesante y con final lleno de emociones, porque vaya que hubo más actores que salieron pletóricos con lo conseguido. Kimi Raikkonen, a la sazón el cuarto a la llegada, ha puesto bien en claro que, viejo, pero ni tantito… Como en sus mejores días fue un gran animador y ha sido el primero –de manera ejemplar– en poner la cara por la institución de Maranello.

Aquel con el que hace el dúo el finés de hielo, gestó otra de sus grandes sinfonías: arrancó de último y terminó como el quinto. Sebastian Vettel cual el niño Fidencio operando milagrerías: sacó agua del pozo y también aclara, por qué es que está en la Scuderia y por qué es que gana con tanto honor lo que le pagan. Gallardía pura y un manejo de excelencia.

El chamaco, no ha desentonado entre tanto valentón y termina con el sexto lugar. Max Verstappen le puso color al nocturnal singapurense y con tantito mejor que se hubiera hallado el reglaje a su Red Bull: les anda haciendo una cuota mayor de travesuras. Tuvo una largada muy deficiente, eso sí.

Séptimo en el orden. Es casi inexplicable cómo fue se las arregló Fernando Alonso para obtener los seis puntos que metió goloso en su cartera. Destacando que los seis primeros al arribo, han sido los de los tres equipos punteros y de pasada: los que tienen los presupuestos más holgados. Un pobre McLaren con su unidad de potencia japonesa de Honda, se ha ostentado como el mejor coche del resto, en liza. Gracias a una divinidad. Sí. La experiencia y el coraje del asturiano que a la chita callando, también se reporta en condiciones para subir más que la espuma del champán. Al tiempo…

Jalisco tiene la fama de no rajarse y cuando pierde, saber arrebatar. Cierto del todo o no tal adagio sabio: el piloto de Guadalajara ha hecho en grande la faena. Al margen del castigo por no obedecer las banderas amarillas en las mangas de calificación, asimismo por las dificultades que entraña la trayectoria asiática dado el desgaste imprevisible de los neumáticos: Sergio Pérez gana a puro pulso 4 unidades, gracias a su octavo puesto en el listado final y con ellas, pone a su equipo Force India en el standing, con un punto por encima de los rivales con los que viene chocando de frente: los Williams. Mejor, imposible.

Otro que se puede dar por muy bien pagado es Daniil Kvyat de Toro Rosso, que ha conseguido lo que parecía impensable, superar a su co-equipier. Y lo hace.

No menos importante y como llena de lentejuelas, la épica personal del danés Kevin Magnussen rasguñando un dígito que vale más que el oro molido para la Casa Renault.

Por fin, sin dejar en el olvido que Esteban Gutiérrez con su Haas, que simplemente no encontró el modo ni la manera en las calles de la bahía: vuelve a su querencia natural y termina de nuevo, siendo el undécimo del listín.

Un solo triunfador y muchos ganadores.

Por encima de todos ellos: la afición mexicana que debe de estarse relamiendo los bigotes, porque está tan sólo a tres carreras más, para vivir su Gran Premio. Entonces sí. Dicha a lo grande.

La última semana de octubre: será la gran F1esta como si fuera la primera en la vida.

¡Y a gozar señoras y señores!

Pos. Piloto Equipo Tiempo
1 Nico Rosberg Mercedes 1:55:48.950
2 Daniel Ricciardo Red Bull +0.488s
3 Lewis Hamilton Mercedes +8.038s
4 Kimi Raikkonen Ferrari +10.219s
5 Sebastian Vettel Ferrari +27.694s
6 Max Verstappen Red Bull +71.197s
7 Fernando Alonso McLaren +89.198s
8 Sergio Perez Force India +111.062s
9 Daniil Kvyat Toro Rosso +111.557s
10 Kevin Magnussen Renault +119.952s
11 Esteban Gutierrez Haas +1 vuelta
12 Felipe Massa Williams +1 vuelta
13 Felipe Nasr Sauber +1 vuelta
14 Carlos Sainz Jr. Toro Rosso +1 vuelta
15 Jolyon Palmer Renault +1 vuelta
16 Pascal Wehrlein Manor +1 vuelta
17 Marcus Ericsson Sauber +1 vuelta
18 Esteban Ocon Manor +2 vueltas
NC Jenson Button McLaren DNF
NC Valtteri Bottas Williams DNF
NC Nico Hulkenberg Force India DNF
NC Romain Grosjean Haas DNS

Fotos: Sutton Images.

Comentarios