por Oficial de Pista

Nico más cerca del trofeo

09 Octubre 2016 | 03:53 PM

Viene mostrando más fuerza mental de la supuesta, trabaja con ahínco ejemplar y entiende perfecto lo que está en juego, el resultado no puede ser otro: Nico Rosberg se acerca con paso implacable a cristalizar lo que al final de la temporada anterior hubiera parecido impensable. Coger para sí el trofeo, los laureles y la corona que lo convierta en campeón mundial de la Formula 1. Una épica soberbia.

Ser el monarca del orbe en una disciplina deportiva tiene su justa medida. Cuando se está tratando de las actividades lúdicas, su techo termina en la importancia que se les quiera dar. Para alguien significará poco o nada, para millones de espectadores del mundo que siguen las peripecias del automovilismo de alta competición, lo es todo. El esfuerzo, la entrega, el ego trabajando con un solo propósito: el triunfo.

En su grado justo, significa ni más ni menos que la trascendencia dentro de los límites del campo de juego: ganar en una guerra en la paz. En eso, reside el heroísmo limitado en el cual se ocupan los ases del pilotaje supremo.

Como en todo en la vida, también ocurre en la F1: cuando una mente ordenada va en busca de cualquier propósito razonable y se fija una meta que es por encima de todo, noble: se torna capaz de superar toda dificultad. Incluso, de ir por encima de lo que pudo parecer increíble. Esa es la moraleja que viene desnudando el alemán con su trabajo.

Lo blanco y lo negro. Apolo y Dionisio. La rudeza y la técnica. Lo alegre y lo fanfarrón. Uno ascendente y el otro de bajada. Sí. El reverso de la moneda lo pinta de maravilla Lewis Hamilton –que por cierto esta vez terminó la prueba en tercer lugar– ya que de venir con una aura de favorito y con una hoja de servicios mucho más dilatada: ha sucumbido al imperio de él mismo. Mucho barullo, grandes diversiones, los buenos amigotes, también todo el reventón del mundo ¿Y el deporte al que se debe? –Bien, gracias.

El resto de la crónica, palidece ante la profundidad de lo que ejemplariza esta derrota y el triunfo tan sagaz como contraparte.

Claro y por supuesto, una linda carrera del muchachón Max Verstappen quien aguantó a pies firmes los ataques de Hamilton. La recuperación relativa de los pilotos de Ferrari que se han intercalado entre los dos de Red Bull. De modo que, el cuarto en el orden ha sido Sebastian Vettel, el quinto Kimi Raikkonen, y después Daniel Ricciardo.

Muy interesante y valioso el séptimo lugar que obtiene Sergio Pérez a bordo de su Force India y desde luego, grave la decepción que provoca Esteban Gutiérrez que no ha podido dar el do de pecho con su Haas. Y por supuesto, el hecho de que por equipos, Mercedes AMG ya sea tres veces seguidas la escudería campeona del mundo.

Sin embargo, de vuelta al fondo del asunto, porque no se trata nada más del sentimentalismo, de la emotividad desbocada. Ya que lo que se argumenta es la sustancia de esta Fórmula; de estos enfrentamientos que dejan una lección bien clara: y dice que no se puede llegar a lo máximo de entre todos, si la entrega no es absoluta. De cuerpo completo.

Viene a colación porque en tres semanas más, tendrás la F1ESTA aquí, en México y muy bueno será que entiendas algo de lo que podría suceder.

Con la calculadora en la mano, hay una probabilidad de que Nico se coronara en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Porque se ha acercado lo suficiente al cetro con este triunfo de hoy en Japón.

Quedan 100 puntos por entregar, ya que el ganador recoge 25. Y el segundo en la llegada: recibe 18.

Llegando en 1-2 desde el año 2014, y por encima Lewis: es algo que ha ocurrido 15 veces (en 55 carreras) lo que significa el 27.27 %. Pero tome en cuenta que Nico, viene en su gran racha este 2016; lleva nueve triunfos sobre 17 y Hamilton, sólo seis.

Hoy, la diferencia a favor del alemán es de 33 unidades. Si Hamilton ganara los cuatro Grand Prix que faltan y Rosberg fuera el segundo. Nico se coronaría con 8 puntos más.

Pero si en los Estados Unidos o en México, falla sin anotar Lewis Hamilton: Nico Rosberg ganando un par de carreras más; o hasta con un primer lugar y un segundo: se ceñirá la corona en CDMX.

Claro que no puede pasar esto, sino todo lo contrario. Por eso es tan rico lo que te espera.

Y que tal ¿si sucede lo increíble justo frente a ti?

No debes de faltar a la cita.

Es del 28 al 30 de este mes de octubre.

Pos. Piloto Equipo Tiempo
1 Nico Rosberg Mercedes 1:26:43.333
2 Max Verstappen Red Bull +4.978s
3 Lewis Hamilton Mercedes +5.776s
4 Sebastian Vettel Ferrari +20.269s
5 Kimi Raikkonen Ferrari +28.370s
6 Daniel Ricciardo Red Bull +33.941s
7 Sergio Perez Force India +57.495s
8 Nico Hulkenberg Force India +59.177s
9 Felipe Massa Williams +97.763s
10 Valtteri Bottas Williams +98.323s
11 Romain Grosjean Haas +99.254s
12 Jolyon Palmer Renault +1 vuelta
13 Daniil Kvyat Toro Rosso +1 vuelta
14 Kevin Magnussen Renault +1 vuelta
15 Marcus Ericsson Sauber +1 vuelta
16 Fernando Alonso McLaren +1 vuelta
17 Carlos Sainz Jr. Toro Rosso +1 vuelta
18 Jenson Button McLaren +1 vuelta
19 Felipe Nasr Sauber +1 vuelta
20 Esteban Gutierrez Haas +1 vuelta
21 Esteban Ocon Manor +1 vuelta
22 Pascal Wehrlein Manor +1 vuelta

Fotos: Sutton Images.

Comentarios