por Oficial de Pista

Previo Gran Premio de Italia

05 Septiembre 2015 | 05:30 AM

El campeonato mundial llega este fin de semana al histórico circuito de Monza, conformado por chicanas y rectas que lo convierten en el circuito más rápido de todo el calendario, donde los monoplazas alcanzan velocidades de hasta 360 km/h. En Monza se han visto algunas de las mejores carreras de todos los tiempos, pero al mismo tiempo, también algunos de los peores accidentes de este deporte.

El piloto que más victorias logró en el Gran Premio de Italia ha sido Michael Schumacher, quien venció cinco veces a bordo de su Ferrari. Nelson Piquet logró cuatro victorias y ocho pilotos vencieron en tres oportunidades, entre ellos los italianos Tazio Nuvolari y Alberto Ascari. El último piloto italiano en triunfar en la competencia fue Ludovico Scarfiotti en 1966. No obstante, Ferrari venció en 19 ediciones, superando largamente las 10 victorias del equipo británico McLaren.

Este año Mercedes llega con una ventaja amplia, después de conseguir un nuevo doblete en Bélgica, con lo que aumentaron su ventaja en la competencia de pilotos y de constructores. Además, las características de este circuito benefician de sobremanera al monoplaza, por lo que la pole y la victoria, salvo alguna sorpresa, tiene sello Mercedes.

Por detrás, Ferrari al estar en casa parece ser el equipo que mejores opciones tiene para competirle a Mercedes, pero los rivales están progresando y, como se vio en Bélgica, muchos podrían acceder podio. Tal es el caso de Lotus, que dio una gran demostración al sumar el primero de la temporada, y Force India quien quedó en quinto, promete volver a sorprender en los primeros lugares.

Las cosas se complican algo más para Red Bull y Williams. Es cierto que estos últimos cuentan con motor Mercedes, pero en las últimas fechas su desempeño ha sido bajo, por lo que quizás podrían sufrir la misma suerte en Italia. Respecto a Red Bull, la potencia del motor Renault es mucho menor que la del de Mercedes, algo que se hará más evidente en Monza, donde las rectas abundan durante cada vuelta.

En la zona media, Toro Rosso llega a Italia casi sabiendo con seguridad que tendrá que cambiar el motor del coche de Carlos Sainz, lo que implicará una sanción de diez posiciones. Y, por su lado, Sauber llega con ganas de probar el motor Ferrari modificado para comprobar si pueden encontrar ese extra que les ayude a buscar algunos puntos.

Ya en la zona final, McLaren y Manor van de la mano y comparten objetivo: acabar la carrera con ambos coches. Uno por presupuesto y el otro por problemas de potencia, ambos equipos sufrirán en un circuito que sacará a relucir todas las carencias que sus monoplazas tienen este año.

Esperamos que ‘El Templo de la Velocidad’ nos entregue otra carrera memorable este fin de semana.

Fotografías via Sutton Images.

Comentarios