CAMPEONATO

1987

Campeonato del Mundo de Fórmula 1

18 de Octubre

Carrera 450 de la historia

1987

La Ficha

LA FICHA

GP DE MÉXICO 

XI GRAN PREMIO DE MÉXICO    

Decimocuarta carrera del año  
18 de octubre de 1987
En el “Autódromo Hermanos Rodríguez”. Distrito Federal

(carrera # 450 de la historia)

Con 63 laps de 4,421 m., para un total de 278.523 Km

[*Se interrumpe poco antes del giro # 30 por accidente de D. Warwick.

El GP termina antes, por haber llegado al límite máximo de tiempo]   


Podio: 1- Nigel Mansell/ Williams  2- Nelson Piquet/ Williams 3- Riccardo Patrese/ Brabham

Crono del ganador: 1h 26m 24.207s a 193.441 Kph/ prom (Grid: 1º) 9 puntos

Vuelta + Rápida: Nelson Piquet/ Williams (la 57ª) de 1m 19.132s a 201.127 Kph/prom    

Pole position: Nigel Mansell/ Williams-Honda 1m 18.383s a 203-049 Kph/ prom Líderes: Gerhard Berger/ Ferrari (la 1 y, de la 15 a la 20); Thierry Boutsen/ Benetton (de la 2 a la 14) y, Nigel Mansell/ Williams  (de la 21 a la 63)

[*Se cronometraban hasta las milésimas de segundo]   


Pista: seca

POR REGLAMENTO

Los autos no deben de pesar menos de 500 los de motor atmosférico y 540 Kg los sobrecargados
Tipo de motores: con pistones alternativos de 4 tiempos

Sobrealimentación: posible
Capacidad máxima: 3.5 lt los atmosféricos y 1.5 lt los sobrecargados

Número de clindros: no más de 12

RPM: ilimitada

Clase de gasolina: ilimitada
Reabastecimiento en la carrera: posible
Consumo máximo: libre para los atmosféricos y de 195 litros para los sobrecargados

1987

Inscritos

1987

La Carrera


EN LA HISTORIA

Es cuando se le quita un segundo al año, para que concuerden bien las cuentas del calendario gregoriano.

Sentencian a diez años de prisión a Jorge Díaz Serrano que había sido director de PEMEX.

Se publica la novela Noticias del Imperio de Fernando del Paso, sobre Carlota y Maximiliano. El poeta Joseph Brodsky, disidente ruso con nacionalidad americana, obtiene el premio Nobel. 

La UNESCO declara al Centro Histórico de la Ciudad de Puebla, Patrimonio de la Humanidad. Y nace el Museo del Quijote en Guanajuato.

Aretha Franklin, es la primera mujer que entra en el Salón de la Fama del Rock. Muere el compositor de Oye Bartola, Chava Flores; asimismo el cantante Victor Iturbe “PirulÍ” y, el baterista de Jazz norteamericano Buddy Rich.

Fallece Andrés Segovia el guitarrista de clásico, español. También, el emorme poeta brasileño Carlos Drumond de Andrade y, la novelista francesa Marguerite Yourcenar.

Año del “Lunes Negro” en los Estados Unidos cuando el índice Dow Jones pierde más de 500 puntos. La peor caída financiera en el mundo desde el crack de 1929.

Se sabe que en La Tierra ya vivimos cinco mil millones de personas. En una reunión de expertos de la ONU se confirma que por encima de la Antártida se está abriendo un agujero en la capa de ozono.

Firman Francia e Inglaterra los contratos para construir el paso subterráneo por el Canal de la Mancha. Comienza a emitirse la serie televisiva de Los Simpson.

Ben Johnson, con tiempo de 9.83 segundos, ya es el hombre más rápido del mundo al recorrer los 100 metros planos. Nace quien será un piloto alemán de F1, Nico Hulkenberg.

 

LA CARRERA

[Versión libre basada en las crónicas de AH de MotorSport Magazine, Inglaterra y de Tony de Stats F1, Francia]

Parecida a la de un año antes. Si bien, a diferencia de lo visto en el GP de España que la había precedido: Osella llegó a esta prueba con un solo auto a cargo de Caffi. Mientras que Lola ya no se registró como tal, pero sí lo hace su piloto Alliot bajo el nombre de Larrouse, así como también Yannick Dalmas.

En México desde hacía semanas todo era emoción.

Mucha más gente de la que se supone espera el momento para abarrotar las tribunas del autódromo. Se ve que ya está más que curtida una buena afición.

El lugar no deja de ser admirable, pero hay una mancha que cuesta que sea reconocida, más que nadie por los organizadores: es el peor asafalto en el que se rueda en el año; una superficie que se quiere reparar con maquillaje, cuando debió de haber sido desmontada desde dentro de sus huesos.

Mansell es el encargado de dejar bien obvias las malas condiciones al exigirle a su Williams sobrepasar los límites naturales de la trayectoria, y encontrarse muy comprometido con el coche haciendo rabiosas cabriolas, ya para llegar al inicio de la recta principal. Por poco choca con el muro que separa la pista del pit lane.

El León Británico hará de ésta una carrera muy inteligente, que luego no rematará ya que no tomará la largada en Suzuka, el 1º de noviembre, porque se accidenta en aquellas tandas de calificación.

La carrera mexicana de este año, no se corrió completa, debido a un tremendo accidente de Derek Warwick en su Arrows que sale ileso porque ese día lo iba a terminar vivo, felizmente.

Se dilató el rescate de los restos y el tiempo para dejar bien la pista; el límite que se da a las carreras se vino encima cuando iban apenas en el giro 63; esto es, que faltaron cinco a los que fueron pactados que se iban a jugar.

Quedó de nueva cuenta mostrada la animadversión entre Nigel y Nelson cuando intercambiaron comentarios echándose la culpa por el juego rudo de uno, y lo manso del otro. En Japón las cosas correrían a favor del sudamericano.

EL TÍTÚLO

El piloto carioca Nelson Piquet, había llegado con ventaja de 18 unidades en el Campeonato Mundial. Si bien, faltaba este GP y dos más para que la temporada finalizara. Quedaban 27 puntos por disputarse. Si Nigel Mansell sacase un buen resultado en esta carrera mexicana y Nelson, no: podría aspirar a ostentarse el inglés como dueño de la corona.

El ambiente en el pit de Williams, sin embargo, era muy denso debido a la mala relación entre sus pilotos. Para el año siguiente Frank Williams cambiaría su alineación.

Ayrton Senna ya estaba dejado lejos, en cuanto a la posibilidad de ganar la temporada. Otro tanto, lo que le ocurría a Alain Prost.

En un año más, la tónica sí que iría a cambiar, con ellos dos paulista y francés, a la sombra del mismo equipo.

SOBRE LA PRUEBA

En la tarde de calificaciones, los pilotos coincidieron en que la pista no estaba en buenas condiciones y debido a ello se presentaron diversos accidentes, de los cuales destacaron los sufridos por Mansell y Senna.

No obstante, ha sido Nigel quien se apropió del mejor tiempo y se acomodó a la punta del grid, seguido de Gerhard Berger de Ferrari; luego el compañero de escuadra del inglés, Piquet; después Thierry Boutsen de Benetton, Alain Prost con McLaren, Teo Fabi en el otro Benetton y Senna con su Lotus.

Ya se lo veía en las Qualys y se lo corroboró hasta el 15º giro, cuando este GP permitió ver otra vez ya muy competente al Benetton-Ford B-187 de Boutsen, yendo entre los punteros. En la carrera anterior, llegó a estar metido con los diez primeros cuando faltaban ocho giros. Lo interesante era al caso, que Boutsen lo hacía de forma muy natural, como si fuera algo que había estado haciendo toda la vida; conducía sin desconfianza, sin permitirse cualquier excitación que lo empujara al error.

Desafortunadamente, un cortocircuito en el cableado del Benetton causó que la computadora central del motor se quemara.

En el Hermanos Rodríguez no lució Satoru Nakajima compañero de Senna en los Lotus-Honda, largó desde el 16º cajete y en la carrera iba a ser de los primeros en abandonar, porque pareció que se le había olvidado dónde estaba el pedal del freno: al cerrar la larga recta del arranque fue a parar, directo, sobre el Arrows de Warwick, quien pudo continuar pero ya siempre de último –luego de pasar por pits– hasta que se accidentó Derek, bien a bien, después de la 26ª vuelta.

Otra cosa le pasaría al piloto japonés en Suzuka, su tierra, donde quedó milagrosamente en el sexto puesto al llegar a la meta.

ARRANCAN

El personaje legendario de Good Year, Lee Gaug, les advirtió a los timoneros que podrían jugar la carrera completa sin parar, siempre y cuando no hicieran derrapar los autos, para evitar que les brotaran ampollas. Tarea difícil para los pilotos que largarían a mano derecha de la pista, porque estaba muy sucia, con ese polvo viejo bien adherido. En costras.

Todos partirían con neumáticos blandos “C”, excepto Piquet y Teo Fabi que iban a optar por los “B” duros.

 

Al momento de la largada a Mansell le tocaba el lado sucio del asfalto; no agarró bien el vuelo y Berger se le fue por delante. Boutsen, Piquet y Prost que estaban muy alertas, también dejan al inglés, quien es quinto al entrar en la primera curva. 

En la primera vuelta: a la entrada del complejo de las Eses, Prost es sorprendido por Piquet que venía muy activo y con su frenado por debajo de pobre. Alain gira a la derecha sobre la grava. El brasileño, sin querer, lo ha puesto fuera.

Berger y Boutsen aprovechan el accidente para tomar el comando de las acciones. Luego vienen: Mansell, Alboreto, Fabi, Senna, Patrese, de Cesaris, Nannini y Eddie Cheever.

Piquet retoma las acciones con la ayuda de los comisarios de pista y, es último al comienzo del segundo giro. Prost ardido, está desolado con la suspensión de su McLaren hecha un churro.

 

Pronto Boutsen supera a Berger y se pone por primera vez al frente de un Gran Premio.

Senna rebasa a Fabi y luego a Alboreto. Detrás, de Cesaris desborda a Patrese.

Más tarde, entre los del grupo: Nakajima pasa sobre Danner, pero escudriña sus espejos demasiado; olvida de frenar y golpea violentamente la parte trasera del Arrows de Warwick, rasgando su rueda delantera derecha.

Sorprendido por esta colisión, Johansson da un trompo, que aprovecha para devorarlo Danner. Nakajima, Johansson y Danner ya están fuera; mientras que Derek Warwick regresa a su box para que le reparen el eje trasero de su auto.

Boutsen va con un segundo por delante de Berger; Mansell relegado a ocho segundos. En tanto que Martin Brundle regresa a su garaje con el turbo roto.

A. de Cesaris ocupa el sexto lugar y Warwick ya está de vuelta en la pista. Al rato, Andrea, el romano despacha a Alboreto; luego aprovechano toda su caballería amenaza a Senna.

Piquet ya anda otra vez en la batalla.

Hacia el 11º giro, Berger se aproxima a Boutsen, cuyo motor tartamudea debido a una falla electrónica y Piquet es ahora decimotercero después de pasar a Alex Caffi. Capelli da un trompo, luego se detiene con su March para reparar un soporte del motor, roto.

 

El motor de Alboreto se descompone y se detiene en el césped a un costado. Sandro Nannini se da por vencido después de la enésima falla de su turbo. El motor del belga, TB, también comienza a decaer.

Y Berger ya lidera por encima de Mansell con brecha de 15 segundos. Boutsen sale, mudo.

Se escapa una nube de humo azul. Es del Ferrari de Berger con un pistón roto. Eso, que Gerhard se veía invencible. Y Mansell pesca la punta.

Piquet marca el récord de la vuelta vez tras vez. Pero Nigel corre con veintinueve segundos por delante de Senna. 

Un elemento mecánico se rompe en el Arrows de Warwick cuando sale de la aperaltada. Trepa por el borde y luego golpea en la barrera de protección a 200 Kph. Extremadamente violento: las ruedas ​vuelan lejos a varios metros. Warwick sale de su auto por sí mismo.

La dirección de la carrera saca la bandera negra.

 

La prueba se interrumpe.

Y tendrá que haber un recomienzo. Al XI Gran Premio de México le amputan cinco giros y queda dividido en dos mitades. La clasificación final se hará agregando el tiempo de la segunda parte, a la primera.

Se conforma una nueva parrilla para la nueva largada, con solo catorce autos, según iban ordenados en la 31ª vuelta.

En orden: Mansell, Senna, Patrese, Piquet, Cheever, Fabi, Ghinzani, Alliot, Caffi (cuya suspensión ya fue reparada) luego: Palmer, Dalmas, Streiff, Capelli y Adrián Campos.

Todos cambian sus neumáticos, y con eso, se arruina la estrategia de Piquet que pensaba esperar a que sus oponentes pasaran por los boxes, para así, ganarles. El brasileño está furioso. Necesita recuperar 45 segundos para derrotar a Mansell, en treinta vueltas. Lo que suena imposible, por supuesto.

Asombrado pero ileso, Derek Warwick intenta explicar lo que le sucedió. “Algo me pegó muy fuerte en la parte de atrás”, murmura. “El coche se perdió…”  Hace una pausa y añade: “Todo ha sido por el estúpido de Nakajima”. Lo quisera ahorcar… Y luego acaba de explotar: “A ver, golpéame en la espalda como él lo hizo. No pudo ser peor…”

Después de veinticinco minutos de interrupción, se relanza la justa. Será a partir de la vuelta 31ª y hasta donde lleguen, por el tiempo límite.

En la segunda largada: una vez más, Mansell derrapa sobre el polvo, pero consigue dejar a Senna y a Patrese detrás de él.

Piquet viene con el cuchillo entre los dientes: pasa a Senna y luego sigue en su combate como fiera. Los Williams llegan uno al lado del otro a la primera curva. Muy decidido, Piquet se lanza por delante de Mansell y toma el mando a lo puro macho.

Piquet ya lidera en la pista, pero, de hecho, la clasificación es la misma que antes de la interrupción de la carrera.

Mansell podría estar contento y dejar ir a Piquet, pero no lo está: por el contrario, se mantiene pisándole los talones. Luego lo ataca por adentro en la primera curva. Trata de zambullirse, El León, con la cuerda a su favor: pero el Carioca le bloquea el camino sin voltear a verlo, siquiera.

El tercero es Patrese que juega esperando el error entre los de Williams, porque sabe que lo peor es que él terminará cuando menos, en segundo lugar.

Mansell en punta, según los registros. Luego: Senna (a 36.7 segundos); Piquet (a 43.7s.); Patrese (a 45.5s.). Después: Cheever, Fabi, Ghinzani, Caffi, Alliot y Palmer. Campos, se da por vencido con la caja de marchas del Minardi, rota.

Fabi sale de excursión sobre la hierba. Quiere retomar, pero los radiadores quedan obstruidos con terrones de tierra. Detiene su Benetton en el taller, para limpiar sus pontones y tomar unas Good Year nuevas: ello, lo hace perder el sexto lugar, a favor de Ghinzani.

Piquet llega a ponerse  de segundo, en la general, por delante de Senna, relegado a quince segundos, en la pista. Son cinco segundos entre los dos de Williams: Senna, Cheever y Patrese son los siguientes, pero muy atrás.

Piquet establece la mejor vuelta con marca de: 1 minuto y 19.132 segundos. Mansell domina. Senna a treinta segundos. Más allá, Patrese y Cheever. Caffi sale de la carrera con su motor diezmado.

En la Ese del Lago, Senna bloquea los frenos y da un trompo. Le pide a los comisario que lo empujen. Acceden, pero sin gran entusiasmo, de modo que el Lotus ahí termina. Fuera de sí, Senna salta de su cabina y desquita su ira con el marshal que está más cerca. Si tenía esperanzas puestas en el título, ya han volado.

Fabi hace un tercer cambio de neumáticos que ya no modifica su posición.

A tres vueltas del final: Mansell primero en clasificación oficial. Luego, Piquet (a 26.7s.); enseguida Patrese, Cheever, Fabi; y después, Alliot.

 

LLEGADA A LA LÍNEA FINAL

Los relojes a punto de saturar el tiempo máximo permisible: en la pista, Piquet está por delante de Mansell con casi diecinueve segundos de ventaja. Pero en la contabilidad que llevan los comisarios, el esfuerzo del británico no habrá sido en vano: al sumar los cronos de las dos porciones jugadas, quien tiene la cifra más económica es Nigel.

Declarado ganador con todas las de la ley.

Último giro: Nelson Piquet es primero en ver la bandera a cuadros.

Ya en el podio, Mansell ocupa el lugar de honor. Ha ganado este GP de México haciendo en la carrera, veintiséis segundos menos que su compañero de equipo.

Riccardo Patrese (con el Brabham-BMW) termina en tercer lugar y sube a un podio; lo que no hacía desde el año de 1984. El de Norteamérica, Eddie Cheever (Arrows-Megatron) cierra las cuentas siendo el cuarto, para igualar su mejor resultado del año,  había sido también tercero en Bélgica, en mayo.

Fabi es el del quinto lugar. Alliot sexto, para ganar la carrera de quienes traen motores atmosféricos. Palmer, Streiff y Yannick Dalmas también se unen al final a los que salvan puntos, en ese segundo torneo con motores inferiores en entrega.

FUERA DE CÁMARAS

La atmósfera del podio era poco más que rígida.

Piquet y Mansell se atenían a las cortesías más básicas. El bigote de la Isla de Man no perdonaba las maniobras de su compañero en la segunda parte y declara, para quien lo oyera: “No me ha gustado que Piquet dos veces me cerrara la puerta en la nariz. Realmente no es un conductor profesional. No tiene derecho a hacer eso”.

“Palabras del típico perdedor” “son mariconadas ¡Claro que soy profesional! Y si quiero sacar a alguien de la pista, sé cómo hacerlo y hacerlo bien”. Dijo por su parte Piquet.

Contrariamente a las apariencias, la situación para Mansell, en cuanto a ser campeón, no es muy cómoda.

 Senna ya perdió sus últimas esperanzas de título. Para empeorar las cosas, una cámara de televisión lo sorprendió agarrandola contra un mariscal de la pista y la FISA lo ha multado con 1,500 dólares.

 

LOS RECORDS

Es la 12ª pole position de Mansell y, su 13ª victoria.

El podio número 50 de Piquet; también su 23ª y última vuelta más rápida.

Gerhard Berger ha llegado a sus 50 GP. En cambio para Eddie Cheever, ya son 100.

Williams cuenta ahora 29 pp y, 40 victorias; también su vuelta más rápida # 40.

Para el motorista japonés Honda, ha llegado su 27ª victoria.

NÚMEROS

En 1987

Unos ganan mientras otros pierden. Así es la vida y así son las benditas carreras.

Sobre el piloto belga que resulta frustrado vale la pena recordar que fue sobresaliente en una de las mejores épocas de Williams, en dúo con Patrese. Boutsen (nace en Bruselas el 13 de julio de 1957) largó en 163 GP y ganó tres (Canadá y Australia en 1989 así como en Hungría un año más tarde) subió al podio en 15 ocasiones y se retiró en 1993 con 132 puntos en su haber.

Casi había terminado la lucha por el Campeonato Mundial, que se definió en Japón ya dejando el último Gran Premio del año, en Adelaide-Australia como nota al pie de página sin valor en la persecución del título.

Aunque Mansell había ganado seis carreras y Piquet tres. Las reglas estaban puestas desde el inicio y para todos.

Nelson pues, ya era dueño de tres Campeonatos Mundiales y Nigel ni uno, parecido a su paisano Stirling Moss, “el eterno segundo lugar”.

Y Williams había dominado hasta bandera la campaña, ya que ganó el título de constructores con campeón y subcampeón de su establo. Pero perdió los motores Honda que iban un año después a McLaren en donde harían época.

Felizmente, se veía a Ferrari en mood ganador; acariciando dos GP al hilo en lo más alto del podio, gracias a Berger: que fue el primero en Japón y otra vez en Australia.

1988 ya vendría a poner las cosas en su sitio.

Esta tarde mexicana, los otros torneos también se tomaban en cuenta:

TROFEO JIM CLARK TROFEO COLIN CHAPMAN

1º J. PALMER 77 PTS 1º TYRRELL-FORD COSWORTH 145 PTS

2º P. STREIFF 68 2º LOLA-FORD COSWORTH 46

3º P. ALLIOT 43 3º MARCH-FORD COSWORTH 35

4º I. CAPELLI 38 4º AGS-FORD COSWORTH 34

5º P. FABRE 35

6º Y. DALMAS 3

1987 año de cuatro torneos en uno:

Trofeo Clark: para el primer piloto conduciendo un auto de alimentación natural (atmosférica).


Trofeo Chapman: la Federación también consideró honrar la memoria de fundador de Lotus, con el premio que recibiría el mejor equipo con sus carros, que no fueran turbo alimentados.

RELACIÓN CON EL PRESENTE

No son polémicas de hoy sino de toda la vida: ¿es más importante el auto o lo es el piloto? Entre los coches ¿son más valiosos los 100% mecánicos o los que cuentan con más prestaciones? ¿Deben de volver los autos con carburadores que se alimenten con aire de la atmósfera? ¿Es demasiado artificial que haya unidades de potencia híbridas, como las de ahora? 

No hay mucho que opinar, porque cada respuesta tiene su parte de verdad. Lo que sí se puede ver como algo indiscutible, es que cada tiempo tiene sus peculiaridades. Hubo épocas maravillosas turbo y otras menos vivaces, aún con las palancas de cambio al piso, y de cinco marchas. 

Es mentira que todo tiempo pasado fue mejor. Porque no sabemos lo que nos espera y muchas veces no fijamos bien la atención en lo que tenemos de momento.

Nunca ha habido bólidos con tantos adelantos. Las carreras tal como hoy se juegan, podrían perfeccionarse. Pero qué ¿de lo que es de los humanos, no tiene defectos?

Está más que claro que cada época vive la Fórmula 1 que se merece.

Ésta, que veremos en el autódromo en 2018, es pariente íntima de los teléfonos móviles.

Y los grandes pilotos de hoy, son casi iguales a los tenistas o a quienes juegan al basketbol. Atletas. Corporaciones humanas que responden a los estímulos materiales, como cualquier cristiano.

Es una cosa cierta que Pedro Rodríguez no conoció ingresos en todos sus años profesionales, semejantes a los que devenga Sergio Pérez en una temporada ¿Cuál es más piloto?

Cada quien en su momento. Como los aficionados de hoy, deben de ser tan respetados y tan respetables como los que hubo en la década de los años sesenta del siglo previo.

De los periodistas ni qué decir.

Imagino al amigo y paisano Hugo Desdier con una Mac al hombro y su I-phone ¡Saravá, Hugo..!

1987

Las Qualys en México

1987

La Parrilla

1987

Su llegada a la meta

1987

La carrera lab by lap

1987

El Torneo Mundial / Pilotos

1987

Equipos

1987

Galería