CAMPEONATO
SALA DE PRENSA
Contáctanos
EN

2021: UN CAMPEONATO A “LO MONTAÑA RUSA”

22 Diciembre 2021   08:18 PM

Fue una batalla épica. Cuando nuestros nietos nos pregunten sobre la campaña de 2021 del Campeonato del Mundo de Formula 1 de la FIA, tendremos que decirles eso, que fue una batalla épica.

Se disputaron 22 Grandes Premios, y cada uno de ellos brindó emociones que hicieron de esta temporada la más peleada en 47 años. Una auténtica “montaña rusa”, con cambios en el liderato de pilotos, primeros ganadores, nuevos volantes en el podium y un histórico 1-2 de McLaren.

Si al inicio de la temporada nos hubieran dicho que al caer la bandera a cuadros de la carrera de Abu Dabi sería Max Verstappen, quien levantaría el título de monarca, que Esteban Ocon se unió al club de los ganadores de un Gran Premio y que Sergio Pérez fue clave en la disputa del título mundial, pocos lo hubiéramos creído. Pero así fue.

El viaje comenzó en Baréin, en marzo, con un epílogo que hacía pensar que tendríamos un año de dominio de Lewis Hamilton. El inglés comenzó su temporada con un triunfo de apenas 0.7 segundos sobre Max, quien, en la segunda ronda del año, en Emilia Romagna, se llevó el triunfo bajo lluvia, para dejar en claro que el siete veces campeón mundial tendría pelea. Fue el primero de los cambios en punta. Y el neerlandés se iba al frente por un punto, 43 contra 42.

Portugal y España fueron para el de Mercedes, quien no cometió errores y construyo, una vez más, una ventaja en los puntos. 

El último domingo de mayo nos llevó, como siempre, a un lugar lleno de historia: Mónaco. En las calles del Principado Max demostró que Red Bull Racing no estaba para juegos y obtuvo el triunfo, que le devolvía el liderato general.

Baku, en Azerbayán, mostraba un panorama inigualable para Max, quien se enfilaba a su tercer triunfo del año, pero una llanta ponchada hacia el final de la carrera le mandó contra el muro. Vino entonces la primera gran actuación de Sergio Pérez. El mexicano consiguió lo nunca pensado. En apenas su sexta carrera con Red Bull venció al tetracampeon mundial Sebastian Vettel, para conseguir el triunfo en las calles de Baku, para extender la naciente racha de victorias de su equipo.

Al triunfo de Checo se le sumarían las victorias consecutivas de Max en Francia, Estiria y Austria, el primer “hat-trick” que vimos en el año, y que le dejó 32 puntos delante del inglés.

Con el #33 como líder, llegamos a uno de los trazados más legendarios en el calendario, Silverstone, donde se disputaría por vez primera la Calificación Sprint. Verstappen se llevó la pole y los tres puntos.

En carrera, vimos el primer contacto físico entre los dos grandes protagonistas de la temporada. Sir Lewis intentó el rebase sobre el neerlandés por la parte interna de Copse, pero Max frenó de manera atípica, para cerrarle la puerta. Hamilton tocó al de Red Bull y lo mandó contra las barreras para que quedara fuera de carrera.

Hamilton no tuvo mayores daños en su auto, rebasó a Charles Leclerc y fue profeta en su tierra, para obtener más que una victoria, un triunfo anímico que le traía de vuelta en la pelea, al ponerlo a 8 unidades de Max.

El circo se trasladó a Hungría donde Valtteri Bottas, en el segundo Mercedes-AMG protagonizó un multiaccidente en la arrancada, lo que cambió todo el panorama de la competencia al eliminar a los pilotos de punta y permitir que Esteban Ocon tuviera una carrera por nota, que le llevó a obtener el primer triunfo de Alpine en la serie.

La lluvia, ese elemento que nos ha dado algunas de las mejores carreras en la historia, ese fenómenos que inmortalizó a los hermanos Rodríguez, a Gilles Villeneuve y a Ayrton Senna, jugó en contra de los aficionados y sólo permitió que se disputara una vuelta en el hermoso Spa-Francorchamps, donde se repartieron medios puntos y permitió que Max recortara la ventaja de Lewis de ocho, a tres unidades.

Y si Lewis se llevó el triunfo en casa, Max hizo lo propio en el difícil trazado de Zandvoort al vencer por más de 20 segundos a Hamilton y retomar la cima del campeonato, antes de viajar a Monza.

Bottas se llevó la segunda Calificación Sprint de la campaña y arrancó el Gran Premio al frente, mientras que Lewis calificó en quinto. Al llegar a la vuelta 26, Hamilton salió de pits al lado de Max y realizó un brillante movimiento que le puso centímetros delante. Verstappen no cedió terreno y al no tener espacio a donde ir, mantuvo la aceleración y se impactó de llenó contra el Mercedes de Lewis.

Ambos pilotos quedaron fuera, en un accidente del que se hablará por décadas y que abrió la puerta al único 1-2 de un mismo equipo en todo el año, cuando Daniel Ricciardo terminó delante de Lando Norris, en los McLaren.

La ronda 15 se disputaría en Rusia y todo indicaba que Norris no sólo tendría un podium consecutivo, sino su primer triunfo del año, tras arrancar en pole. Sin embargo, a sólo cuatro vueltas del final la lluvia, de nuevo la bendita lluvia, se presentó en pista.

Hamilton decidió cambiar sus neumáticos por gomas para lluvia, mientras que Lando se arriesgó. Sin agarre, salió de pista que para que el siete veces campeón le rebasara y obtuviera su triunfo 100 en la historia, lo que le coloca como el único piloto en la historia con tres dígitos en el número de triunfos.

Max se repuso de una penalización por cambio de motor que le obligó a arrancar en el lugar 20 y tomó la bandera a cuadros en segundo lugar, delante de Carlos Sainz. Un nuevo cambio en la “montaña rusa”: Hamilton lideraba por dos puntos.

Valtteri Bottas obtuvo la pole position en el Istanbul Park y defendió su lugar en la partida, para conseguir su décima victoria en la categoría, al vencer, en lluvia a Max y colaborar con sus puntos para la búsqueda de la décima corona de constructores para Mercedes.

Luego de un año en el cual la pandemia impidió que la serie viajara a América, el 2021 vio a la Formula 1 llegar a Austin y Ciudad de México. Max nunca había ganado en Texas, y tuvo un manejo espectacular, contuvo los ataques de Lewis y terminó en lo más alto, con Checo en el tercer puesto, para traer a Red Bull de vuelta a la pelea del título de Constructores.

La Formula 1 estaba de vuelta en casa… en su casa. El FORMULA 1 GRAN PREMIO DE LA CIUDAD DE MÉXICO Presentado por Heineken, estaba de nuevo en el Hermanos Rodríguez. La F1ESTA vibraba en el escenario que vistió los colores de Red Bull y que apoyó en todo momento a su héroe, quien pagó cada aplauso.

El podium de Estados Unidos se repetía: Max, Lewis y Checo. Para Pérez este fue un Gran Premio histórico, pues se convirtió en el primer mexicano en liderar una carrera en casa y el primero en subir al podium, para superar el cuarto puesto de Pedro Rodríguez de 1968.

La ventaja de Max parecía inalcanzable hacia el final de temporada 332.5 puntos, contra 318.5 de Lewis.

Formula 1 se quedaba en América y viajaba a Brasil. La Calificación Sprint se presentaba por tercera ocasión y Hamilton la afrontó desde el último lugar de la parrilla, luego de que los oficiales le descalificaron debido a que su alerón no cumplía con las medidas reglamentarias.

Desde el fondo de la parrilla Lewis avanzó hasta el quinto puesto en uno de los desempeños que más emociones brindó en el año. Para la carrera, arrancó en el décimo cajón (por penalizar por cambio de motor) y tuvo una carrera agresiva e inteligente para llegar al primer lugar y obtener su triunfo 101.

La serie incluyó una nueva carrera, en Catar, donde Hamilton consiguió triunfos consecutivos, además de lograr la victoria en 35 pistas distintas, y por segunda ocasión al hilo, Max le escoltó, con lo que no permitía que el inglés descontara muchos puntos.

Arabia Saudita recibía a la serie para la penúltima carrera del año, la primera oportunidad matemática para que Max resultara campeón, sin embargo fuimos testigos del segundo “hat-trick” del año, gracias al desempeño de Lewis.

Hamilton ganó un Gran Premio alocado, que tuvo emociones, choques, dos banderas rojas y que terminó con un empate en los puntos entre el de Mercedes y el de Red Bull. Por primera vez desde 1974, los dos contendientes al título llegaban a la última carrera del año con las mismas unidades.

Todo se definiría en una sola carrera. Todo a 58 vueltas.

El Gran Premio de Abu Dabi fue todo, menos aburrido. Max se llevó la pole, pero la arrancada de Lewis fue perfecta y tomó el liderato en la primera curva para irse al frente con un paso insostenible. 

Todo indicaba que el inglés llegaría a su octavo título, sin embargo, el final aguardaba las mayores emociones. En la vuelta 53 de 58, Nicholas Latifi se impactó contra las barreras, lo que trajo el Auto de Seguridad.

Lewis dominaba la contienda, con tres autos “lapeados” entre él y Max. Control de Carrera, decidió que habría tiempo para no terminar en bandera amarilla y decidió que solamente esos tres autos recuperaran su vuelta, lo que dejó a Max, con llantas nuevas, en segundo puesto, para el sprint final, a un giro.

Hamilton trató de contener al neerlandés, pero con neumáticos viejos poco pudo hacer y Verstappen obtuvo el rebase más importante de su paso por Formula 1, el que le dio su primer título mundial.

Tras las 58 vueltas y un final polémico por la decisión de los oficiales de FIA, Verstappen sumó 395.5 unidades en el año, mientras que Lewis, quien cerró en segundo en la carrera, llegó a 387.5 puntos.

Épica… fue una batalla épica. Y eso es lo que le diremos a nuestros nietos cuando nos pregunten por la temporada 2021 del Campeonato Mundial de Formula 1…