CAMPEONATO
SALA DE PRENSA
Contáctanos
EN

“Esto es de dos”, las grandes rivalidades de la Formula 1

29 Junio 2022   10:12 AM

 A pesar de ser un deporte de equipos, las grandes rivalidades de la Formula 1 han sido entre pilotos, incluso dentro de la misma escudería.

* No hay 1 sin 2 y nada ofrece más placer que vencer al mejor adversario del momento, algo que se ha convertido en el gran atractivo de la serie.

La Formula 1 se basa en equipos. Pilotos llegan y se van y las escuderías permanecen para dar vida a la serie de automovilismo más importante del mundo. Son las escuadras el alma de las competencias, sin embargo, las rivalidades más históricas siempre tienen nombres y apellidos.

Son los pilotos los que, con su manejo y las armas que dan los equipos, encienden las pasiones. Los que realizan rebases casi imposibles y los que arriesgan la vida en cada curva.

Son ellos los que personifican las rivalidades, y por ello, listamos cinco de las peleas más encarnizadas que se han dado en la Formula 1, colocadas en orden cronológico.

Fangio versus Ascari (1951, 1953)

Para muchos es el mejor piloto de todos los tiempos. El argentino Juan Manuel Fangio dominó la época de oro de la Formula 1. Fangio fue cinco veces campeón mundial (1951, 54, 55, 56 y 57) y hay quienes afirman que de haber competido en el campeonato de 1952, hablaríamos de seis coronas.

Pero el talento del “Chueco” no hubiera relucido de no ser por el italiano Alberto Ascari, quien fuera bicampeón (1952 y 53), y de quien seguramente tendríamos más peleas legendarias contra Fangio, de no haber encontrado la muerte en unas pruebas privadas en Monza, en 1955.

Fangio y Ascari reunían a miles de personas en los Grandes Premios de Formula 1, desde aquella primera temporada con apenas siete competencias hasta las carreras regionales de distintas categorías. Juntos, consiguieron 37 victorias y 52 podiums en la serie, lo que les colocaba como favoritos permanentes.

Entre sus mayores peleas destaca el Gran Premio de Mónaco de 1950, donde Fangio venció a Ascari; el de Francia de 1951, de nuevo Juan sobre Alberto; la revancha en Alemania 1951, cuando el italiano mandó al segundo lugar al argentino y el GP de Argentina de 1953, cuando Ascari se las cobró, al ganar a Fangio frente a los suyos, lo que avivó la rivalidad.

Son Fangio y Ascari dos de las primeras mega estrellas multicampeones de la Formula 1 y hoy, referentes de esa época que puso los cimientos de la categoría mundial.

Hunt versus Lauda (1976)

La rivalidad entre James Hunt y Niki Lauda fue tan acérrima que llegó a la literatura y a la cinematografía. Sus personalidades tan opuestas fueron un extra a lo realizado en pista y su talento encendía pasiones.

La temporada que los llevó a la historia es la de 1976. El británico Hunt era piloto de McLaren y el austriaco Lauda de Ferrari. La batalla se dio desde la calificación del primer Gran Premio de la temporada, el de Brasil, el último fin de semana de enero.

Hunt se llevó la pole, con Lauda a su lado en la primera fila. Luego de que el inglés tuvo un accidente que le impidió terminar, Lauda fue el vencedor. De las 16 carreras, Hunt y Lauda ganaron 11, y tras el drama y la emoción en cada ronda (incluyendo el catastrófico accidente de Niki en Alemania, donde su auto se incendió dejando lesiones de por vida), finalmente Hunt cerraría la temporada con 69 unidades, sólo una delante de Lauda.

La clase de Lauda le llevó a ser parte de otra de las mayores rivalidades en la historia de la Formula 1. Si determinar al campeón por un punto había sido emocionante, para la campaña de 1984 la corona se definió por medio punto. Sí, medio punto.

Para 1984 la reglamentación tomaba los mejores 11 resultados de las 16 carreras, lo que permitía que, si algún piloto tenía un abandono, pudiera desechar esa ronda para su conteo final.

La temporada comenzó con Alain Prost como el primer vencedor, en Brasil. El joven francés se convertía en todo un reto para el consolidado Lauda, ambos en McLaren.

La dupla se impuso en 12 carreras (8 para Prost), sin embargo la constancia de Lauda le dio, tras la selección de 11 resultados, medio punto de ventaja sobre el francés. Ese fue el último título mundial de los tres que obtuvo.

Prost versus Senna (1989, 1990, 1993)

Y como la historia es cíclica, Alain Prost se enfrentaba a un nuevo rival de altura. La que es catalogada por los expertos como la mayor rivalidad, tuvo tres temporadas principales, pero muchos episodios.

El joven Ayrton Senna irrumpió en la serie con una demostración de talento que le llevó al segundo lugar de Mónaco en 1984, en el modesto equipo Toleman (carrera que ganó Prost y que fue el primer guiño a la rivalidad). Para 1989 vivió su segundo año en McLaren como coequipero de Prost, y tras 16 carreras (donde se tomaban 11 resultados), terminó en segundo lugar, detrás del francés luego de un choque entre ambos en Suzuka, penúltima carrera del año.

Senna logró regresar a la pista tras el contacto donde Prost se defendía de un posible rebase, pero el brasileño fue descalificado tras ganar la carrera, ya que su auto fue empujado para regresar a la contienda, lo que le dio el título matemáticamente a Prost.

La pelea escalaba a los aficionados, que tomaron partido entre los coequiperos, quienes de nueva cuenta fueron los contendientes al título en 1990. Como si se tratara de la repetición de un guión, llegaron a Japón en la lucha por la corona, y en esta ocasión se presentó un nuevo choque. Senna impactó a Prost deliberadamente, para que ambos quedaran fuera y ahora el beneficiado fuera Ayrton, quien manejaba para McLaren, mientras que Prost era el volante de Ferrari.

“Lo que hizo fue asqueroso”, diría Prost, lo que encendió aún más la disputa, que tuvo una batalla final por la corona en 1993, con Senna en McLaren y Prost en Williams.

Llegó a tanto la rivalidad, que Prost fue escoltado por la policía brasileña para que pudiera llegar al Autódromo de Interlagos. Ya con la reglamentación actual de que todas las carreras puntuaban para el campeonato, Prost cerró al frente, con 99 unidades contra las 73 de Senna. 

Ayrton ganó el GP de Australia, última ronda del año, con Prost como escolta en lo que fue el retiro del francés. Senna demostró que la rivalidad se quedaría en pista y subió a Alain al escalón más alto para darle un abrazo.

Hamilton versus Verstappen (2021)

La temporada de 2021 revivió esas peleas encarnizadas que llegaban hasta los choques.

Más allá de tomar un partido, esos accidentes que dejan a ambos pilotos fuera de la contienda son parte de las rivalidades históricas, y lo vivido por Lewis Hamilton y Max Verstappen incluyó, en la pasada campaña, esa receta… en más de una ocasión.

Con el Red Bull de Verstappen sobre el roll bar de Hamilton y la llanta del auto de Max rosando el casco del siete veces campeón, sabíamos que los pilotos dejarían todo en la pista. 

Así, llegaron empatados en puntos a la última carrera del año, y la definición se dio hasta los últimos giros, con una decisión polémica que no dejó que los aficionados disfrutaran a plenitud una de las más feroces batallas de todos los tiempos.

Finalmente Max Verstappen cruzó la meta delante del multicampeón para obtener su primera corona, y gracias a lo mostrado por ambos en la temporada, es que aumentaron en millones los aficionados a la Formula 1.

Estas son solamente cinco de las rivalidades que han dado magia al gran circo, y esperamos que en el FORMULA 1 GRAN PREMIO DE LA CIUDAD DE MÉXICO 2022 Presentado por Heineken podamos contar con un nuevo capítulo.